Home » Noticias » Cero manchas

Cero manchas

Los próximos meses de otoño son los más apropiados para tratar los problemas de pigmentación de la piel causados por la excesiva exposición solar en verano. Lo primero es un diagnóstico para distinguir las manchas provocadas por el sol para todos ellas hay remedio y podremos lograr nuestro objetivo para este invierno: Cero manchas.

Cero-Manchas

El sol es el principal causante de las temibles manchas que hacen que nuestro rostro pierda luminosidad y belleza. Os hago un repaso aquí de los 4 tips que debes conocer antes de despedirte de las manchas y el ritual de cuidados para mantenerlas a raya.

¿Cuándo? Siempre tras el verano. Los meses venideros (octubre, noviembre y diciembre) son los ideales para ponerle remedio. Es conveniente realizar el tratamiento tras un mes de no exposición al sol y contando que no nos deberá dar el sol los dos meses siguientes de habernos sometido a él.

¿Dónde?. No sólo en el rostro podemos tener manchas causadas por el sol, el escote y las manos son zonas muy sensibles y donde las manchas son muy evidentes ya que una sobreexposición al sol deriva en la dilatación de capilares haciéndose visibles en forma de rojeces localizadas o difusas

¿Cómo evitarlas?
Para prevenir su aparición debemos utilizar cremas de protección solar, tanto si vamos a exponernos directamente al sol como cuando utilicemos prendas que dejen al descubierto la zona. Es importante usar un factor de protección alto durante todo el año no sólo en verano.

¿Cómo eliminarlas?
Si las manchas ya están instaladas es posible eliminarlas mediante Luz Pulsada Intensa (IPL). Este tratamiento se basa en flashes cortos de luz muy brillante que destruyen las manchas sin dañar el tejido de alrededor. Tiene muchas aplicaciones (manchas en rostro, escote, manos, lesiones de acné, arrugas superficiales o lesiones vasculares). Conseguimos un tono homogéneo, la eliminación de las manchas y un aspecto más joven.

IPL

Ritual diario antimanchas
-No hay que descuidar los gestos básicos de limpieza, hidratación y nutrición, ya que cuanto más sana esté la piel, menos probabilidades tiene de mancharse.
-Cuidado con exponerse al sol tras un peeling o tras la cera o un tratamiento con láser.
-Hay que incorporar a los cuidados habituales un factor de protección solar (mínimo 15 en invierno y 50 en verano).
-Para “camuflar” las manchas se puede recurrir a las bases correctoras, que son productos específicamente formulados para disimular ópticamente las imperfecciones cutáneas. Su gran diferencia respecto a las bases de maquillaje convencionales es el color, presentan tonalidades blancas, verdes o pastel, eligiendo uno u otro según el tono natural de la piel o las características de la imperfección a camuflar.
-Otra opción son los correctores (en pincel, lápiz, crema…), formulados con texturas muy untosas que hacen que el producto se funda con la piel o el fondo de maquillaje habitual. Incluyen agentes difusores de la luz, como las micropartículas de perlas, y otras sustancias como los polvos de platino blanco, que ocultan las manchas y las imperfecciones.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR