Home » Noticias » Salud Íntima, una realidad de la que también preocuparse

Salud Íntima, una realidad de la que también preocuparse

Esta temporada de otoño invierno hemos incorporado novedades ginecológicas a nuestro Centro, fruto de las múltiples consultas que recibimos de nuestras clientas sobre asuntos de salud íntima. Por este motivo hoy quiero contaros brevemente qué podemos hacer para corregir posibles alteraciones en este ámbito.

salud-intima-una-realidad-la-tambien-preocuparse-2

Con el paso de los años las mujeres nos enfrentamos a cambios físicos asociados
principalmente a los vaivenes hormonales que experimentamos a lo largo de nuestra vida. Las alteraciones relacionadas con el envejecimiento de la piel conducen a la pérdida de fuerza y flexibilidad dentro de la pared vaginal, pudiendo provocar atrofia, laxitud vaginal o dispaurenia (el “trauma” físico asociado a los partos vaginales y la reducción de estrógenos asociados a la menopausia). Todos estos síntomas afectan significativamente a la calidad de vida de las mujeres en la edad madura.

Además, las disfunciones del suelo pélvico y del área genital pueden afectar de forma importante a la
 salud, al ámbito social, personal y sexual de la mujer provocando, en muchos casos, trastornos del estado de ánimo.

Algunos de las preocupaciones más frecuentes que se producen en la salud íntima de la mujer son:
laxitud, bajo flujo sanguíneo y sensibilidad local, sensación de dolor en las relaciones, bajo nivel de interés sexual y autoestima, debilidad de los músculos del suelo pélvico
o la temida incontinencia urinaria.

Hace años las alteraciones de la salud femenina, tanto interna como externa se abordaban mediante
medicación, fisioterapia o cirugía. Gracias a los avances médicos y tecnológicos, y sobre todo a la concienciación de la mujer sobre el bienestar de su salud íntima, son muchos los procedimientos no invasivos que podemos encontrar en el mercado para tratar el canal vaginal.

FORMA V es nuestro novedoso tratamiento ambulatorio, que no requiere de cirugías ni incisiones, ni de quirófanos. No es invasivo, no presenta efectos secundarios y no necesita tiempo de recuperación. Es 
indoloro y con resultados inmediatos y progresivos en el tiempo.

salud-intima-una-realidad-la-tambien-preocuparse-1

FORMA V es un dispositivo genital de uso terapeútico aprobado por la FDA en el tratamiento de
la disfunción sexual. Emite radiofrecuencia bipolar subcutánea que proporciona un calentamiento dérmico y subdérmico uniforme para abordar problemas como:
 síndrome de relajación vaginal, incontinencia urinaria de estrés
 y disfunción sexual. Entre 2 y 3 sesiones serán suficientes para terminar con cualquiera de estas alteraciones.

Aunque es un tema que puede causar pudor, debes saber que los anteriores problemas tienen una muy fácil solución y podemos ayudarte.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR